Aplicación del metodo A.Tomatis - Barcelona - Catalunya - España


 Si tomamos una parte de cierta sustancia –imaginemos que se trata, por ejemplo, de cloruro de sodio o sal común- y nueve partes de solvente, tendremos una primera dilución decimal (o D1). El solvente usado es una mezcla de alcohol y de agua, pero –para nuestros fines- nos limitaremos al estudio del agua, ya que el alcohol es usado más bien para evitar cualquier tipo de contaminación biológica (por ejemplo, por levaduras).

 
Ahora bien, el proceso de dilución se aplica sucesivamente sobre la dilución anterior –sobre D1, luego sobre D2, luego D3, D4, etc.-, vale decir, por cada una parte de la dilución precedente, se agregan nueve partes de solvente, hasta alcanzar diluciones sobre el límite físico impuesto por el Número de Avogadro. Este número adimensional expresa, como se recordará, el número de moléculas presentes en un mol (la masa molecular expresada en gramos) de cualquier sustancia y que, bajo condiciones normales, es igual para todas: aproximadamente 6 x 1023 moléculas.
 
Por una simple operación aritmética, se puede ver que cualquier dilución decimal superior a la número 23 (por sobre D23), o sea, cuando el proceso de dilución se ha realizado 23 veces sucesivas, carece de toda posible molécula de soluto (la sustancia en dilución).
Espai de salut integral  Concell de Cent 383 5e 1a 08009 Barcelona Catalunya (Spain)  
Tel: 93 487 10 44

 
Diseño web